viernes, 10 de septiembre de 2010

La revelación

Queridas queridísimas y queridos queridísimos,

Si soy así
qué voy a hacer
nací buen mozo
y embalao para querer (*)

Os traigo el secreto. El que levantó la liebre, quizá sin quererlo, fue Pedro. Un amigo suyo se había ido a Eslovaquia a vivir con la excusa de un trabajo, pero con un íntimo propósito: yacer con diversas autóctonas. Arduos son los trabajos de un donjuán sin los conocimientos oportunos. Primero, unos números.
De Bratislava a Jaén hay 2.681 kilómetros, según Google Maps. Si vais a pie son, según la misma fuente, 3.839, que se pueden recorrer en 11 días y 8 horas (¡ejem!). Lo mejor es que esa ruta pasa por Mallorca y Cerdeña . Si sois capaces de completarla andando, estos consejos os van a parecer un poco simples. Para los demás, a los que más de un decena de kilometros pisando el océano se os hace cansado, va la revelación.
¿Es necesario atravesarse toda Europa, con la de osos que tiene que haber por el norte, para haber juntamiento con fembra placentera? La Universidad de Northumbria (Newcasttle, Inglaterra) tiene la respuesta.
Resulta que en la Pérfida Albión destinan los recursos públicos a financiar estudios relevantes, no como en España, y han descubierto los movimientos de baile que hacen a los mozos irresistibles ante las mozas. En realidad lo he visto en El País, no te creas, pero tú apunta: variedad y amplitud del meneo de cuello y tronco y velocidad de zimbreo de la rodilla derecha.
La premisa es que el baile, como en muchas otras especies animales, es un cortejo. En consecuencia, sirve para medir la salud, el vigor y, digamos, el desempeño del candidato. La cosa, para que vayáis practicando, es más o menos como sigue:



Queridos científicos queridos, ¿de verdad que nuestro futuro como especie depende de que aprendamos a bailar así?:



¡Hala, a multiplicarse!:



Besos a tutiplén.

P.D.: ¡Todos somos Blanco Herrera!
P.P.D.: ¡Más besos, leñe!

2 comentarios:

M dijo...

Que bueno Franco Napiato.... Su rodillas a ritmo de 7 octavas, no es óptimo.

Er Alberto dijo...

Hay que practicar, M, que nunca se sabe con qué canción puedes dar la campanada.

 
Personal Blogs - Blog Rankings