viernes, 3 de octubre de 2008

De pie

Queridas queridísimas y queridos queridísimos,

Arrecogiendo melones,
te he visto el culo.
Y si no te lo he visto,
me lo figuro.

No siempre que uno cree que se va a morir se muere. No lo digo yo. Es Escohotado el que lo hace, un filósofo muy ‘cool’. Tras dos semanas probando los límites de la resistencia humana (no tanto, pero me gusta ponerme William Wallace), estos últimos días han sido tranquilitos. De residencia de ancianos, vaya. Tras la tempestad, ya se sabe. La tormenta trajo, entre otras cosas a La Dirección, un concierto de Barricada y Rosendo, y se llevó al Andrés y la Endur. Y aquí hemos quedado, como restos de naufragio, los permanentes bailantes. Preparados para la siguiente ola. Porque hoy, criaturitas, vuelve a ser viernes. Y eso son palabras mayores.
Es, pues, hora de guapearse, perfumarse y gustarse en el espejo con ese viejo par de pantalones gastados. ¡Vamoooooonos!





Besos a tutiplén.
P.D.: ¡Todos somos Blanco Herrera!
P.P.D.: ¡Más besos, leñe!

1 comentario:

Maria dijo...

Y yo me pregunto: ¿pero es que Miki Puig siempre ha sido así de feo? Ahora, cada vez que mire un disco de vinilo, tendré el corazón en un puño por si veo aparecer su cara en él.

 
Personal Blogs - Blog Rankings